La patria y los empresarios

16 de septiembre de 2014 06:07 AM

18 0

Acontinuación extractos del discurso que dimos el pasado martes en ocasión de la celebración del Día Nacional del Empresario Nicaragüense, que de acuerdo con el Decreto Presidencial 78-2004, fue establecida cada 8 de septiembre en conmemoración a la fecha de natalicio del distinguido empresario nicaragüense Jorge Salazar Argüello.

El decreto aunque muy escueto en su forma es de gran significado en su fondo. El decreto reconoce el papel del empresariado en el desarrollo económico y social del país, así como, en la promoción y defensa del estado de derecho. El decreto reconoce y nos hace ver que el vínculo entre la patria y los empresarios está profundamente ligado por nuestro papel permanente en la construcción de una mejor patria.

Se hace patria al crear empresas, al generar empleo formal, al desarrollar programas en beneficio de los colaboradores, al contribuir fiscalmente con el país, al llevar financiamiento a los que no tenían acceso al mismo, al promover la cultura, al preservar el medioambiente, al desarrollar la educación, al mejorar la salud, al fomentar el emprendimiento en los jóvenes, al trabajar por la equidad de género, al trabajar por el mejoramiento de las comunidades que nos albergan, al representar dignamente nuestras raíces en el mundo.

Esta mañana hemos reconocido a 26 empresarios y empresarias por hacer patria.

Esta mañana también hemos reconocido por primera vez a un nicaragüense por su excelencia empresarial en el extranjero. Por diversas razones miles de compatriotas viven en distintos países del mundo. Muchos de ellos se han destacado como empresarios y profesionales. Han sido dignos embajadores de nuestras raíces nicaragüenses. En reconocimiento a su éxito hoy hemos creado este premio. Nuestro abrazo de hermanos a todos los nicaragüenses en el extranjero.

Nicaragua se ha destacado en estos últimos años por un esfuerzo decidido en cambiar una matriz eminentemente no renovable por una matriz renovable.

Reconocemos el esfuerzo del Gobierno y su voluntad política en estos resultados.

Sin embargo, lo que tenemos que resaltar es que la casi totalidad de estos nuevos proyectos son generados por la inversión del sector privado. Ha sido la apuesta de inversionistas nicaragüenses, centroamericanos, mexicanos, canadienses, estadounidenses, israelitas, entre otros, la que ha producido estos resultados.

Como lo establecimos el año pasado, tenemos que seguir trabajando en políticas que continúen promoviendo una mayor generación de energías renovables, pero también tenemos que trabajar en políticas que promuevan la generación de energía más barata. No es suficiente cambiar la matriz energética y reducir la vulnerabilidad externa, tenemos que acceder a energía más barata. La política tarifaria debe estar en línea con el cambio de matriz.

La voluntad política sin inversión no genera resultados. La inversión sin voluntad política tampoco genera resultados. Esto ha sido una realidad en el sector energético nicaragüense.

Hemos logrado juntar hasta hoy la voluntad política con la inversión. “Debemos continuar en esa senda”.

¿Cómo hacemos para que la zona del Golfo se convierta en una zona de desarrollo y no en una zona de discusión por quien tiene la soberanía del mar?

Esto solo se puede lograr juntando la voluntad política con la inversión. Les decíamos al presidente hondureño y sus ministros que ya existe la voluntad política pero hay que involucrar al sector privado en el Proyecto. Solo así esa voluntad política podrá atraer la inversión necesaria para lograr los resultados deseados. En el mundo actual la interacción entre el sector privado y el sector público es vital.

Hemos venido impulsando una visión integracionista sobre una visión localista.

Los tiempos de tránsito de las mercancías, los costos de logística, energía y de seguridad de la región nos colocan como una de las regiones más atrasadas del mundo, no importando si el gobierno es de derecha o de izquierda. Esto se traduce no solo en la afectación a las empresas sino a los consumidores de todos los países.

Solo a través de un esfuerzo coordinado entre el sector público, el sector privado y los organismos multilaterales podremos ser efectivos. Solo con voluntad política podremos compartir esfuerzos, determinar prioridades, buscar recursos que atiendan nuestras demandas por más infraestructura y más facilitación. Esto es urgente. El tiempo ya nos alcanzó.

Fuente: laprensa.com.ni

A la página de categoría

Loading...