¡Incrédulo!. La Prensa

16 de septiembre de 2014 05:08 AM

25 0

Kanye West no sale de una para meterse en otra, esta vez el rapero detuvo un concierto en Australia porque le molestó que dos de sus fanáticos no atendieron a su llamado cuando este pidiera que todos se pusieran de pie, según Hollywood Reporter.

El rapero dijo que todos debían estar de pie “a menos que tengan un pase para discapacitados, donde obtienes estacionamiento especial”, publicó el sitio.

Lo que no sabía West es que los dos fanáticos tenían un impedimento físico. Se trataba de un hombre en silla de ruedas y otro con una pierna prostética.

Tanto fue el escándalo que Kanye expresó con micrófono abierto que “este es el mayor tiempo que he tenido que esperar para empezar la canción ( The Good Life ), es increíble”, expresó el incrédulo artista.

Algunos fans gritaron al artista lo que ocurría, pero el cantante no se convenció hasta que sus guardaespaldas se cercioraron que se trataba de dos personas que tenían una discapacidad.

Sin emitir una disculpa, el artista continuó con el tema como si no hubiera pasado nada.

Fuente: laprensa.com.ni

A la página de categoría

Loading...