El Cor Pulmonar. La Prensa

16 de septiembre de 2014 03:35 AM

24 0

Diversos padecimientos de los pulmones que aumentan la presión de los vasos sanguíneos, del tejido pulmonar o de ambos producen en esos órganos Hipertensión Pulmonar (HP) aguda o crónica.

Estos va a generar que la parte derecha del corazón, que es el ventrículo derecho aumente de tamaño (dilatación e hipertrofia) dando origen a la enfermedad llamada Cardiopatía Pulmonar o Corazón Pulmonar (Cor Pulmonar crónico).

Por la falta de oxígeno dentro de nuestros pulmones se cierran los vasos sanguíneos como en las bronquitis crónica de fumadores o quienes han trabajado en ambientes llenos de humo, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), fibrosis quística y vivir en grandes alturas.

Un segundo mecanismo son obstrucciones dentro de los vasos sanguíneos como la hipertensión pulmonar y trastornos tromboembólicos agudos.

Y por último, las enfermedades que alteran el tejido pulmonar, como las neumoconiosis que afectan a los mineros, la enfermedad pulmonar intersticial y la bronquitis crónica y el EPOC.

Los síntomas más visibles son los de la enfermedad de base que padece el enfermo, pero destaca la disnea o dificultad para respirar.

En ocasiones hay desmayos por ataques de tos, dolor abdominal y gran hinchazón por la presencia de líquido o ascitis.

Al examinarlo: datos de insuficiencia cardíaca con las venas del cuello hinchadas, taquicardia, hinchazón de los tobillos y piernas, crecimiento del tamaño del hígado, entre otros.

El diagnóstico básico se realiza en base a los antecedentes y se confirma con electrocardiograma, radiografía del tórax y ecocardiograma, aunque pueden hacer falta otros estudios más avanzados.

Lo más importante es prevenir este angustioso padecimiento, por ejemplo: no fumar cigarrillos y no trabajar en ambientes llenos de humo.

Las infecciones y las embolias pulmonares ponen en peligro la vida de estos enfermos.

Fuente: laprensa.com.ni

A la página de categoría

Loading...