Actuar la “intoxica”. La Prensa

16 de septiembre de 2014 03:35 AM

29 0

La actriz Geraldine Chaplin, quien se encuentra en Toronto para presentar su última película, Dólares de arena , confesó que tras décadas en el mundo del cine sigue experimentando un sentimiento que supera la pasión, una especie de “intoxicación”, al situarse frente a las cámaras.

A sus 70 años, Chaplin, fruto del matrimonio del legendario actor Charlie Chaplin con Oona ONeill, es un caudal de vitalidad.

“Me tienes que parar porque tengo diarrea verbal”, advierte con una enorme sonrisa antes de empezar la entrevista, una más de la serie de encuentros con la prensa que tiene programados en Toronto.

Chaplin, quien ha trabajado con directores como Robert Altman, Carlos Saura, Pedro Almodóvar,

“Me siento muy conmovida por la película. Y creo que es la primera vez que he visto una película en la que estoy yo, en un estreno y estoy totalmente absorbida por la película”, confiesa la actriz.

“Pero esta película es tan emocionante. Me llegó al fondo del corazón y estoy muy orgullosa de esta película. ¡Que lujo!”, exclama ante la atenta mirada de su esposo, el cineasta chileno Patricio Castilla.

Los ojos de Chaplin se iluminan aún más, si es posible, cuando las preguntas giran en torno a su pasión por el cine y su trabajo en películas.

“La única palabra que se me ocurre de lo que siento por mi trabajo y por el momento de trabajar es intoxicación. Me intoxica el trabajo. No lo hago ni por el dinero, ni por la fama, ni por la calidad de la... bueno”, se interrumpe con una sonrisa pícara.

La actriz explica que en los rodajes tiene “mucha costumbre” de trabajar “con personas que no tienen guiOn. De los más conocidos, Robert Altman”.

“En la primera reunión de Nashville le dijo a todo el mundo: Tenéis vuestros guiones? Pues tirarlos. Ahora cada uno tenéis que hacer vuestro diálogo. Simplemente tienen que saber dónde están y con quién están. Si le quieres, si le odias. Yo no digo nada. Si queréis escritores hay uno aquí”, recuerda.

“Y yo pensé que no lo iba a poder hacer. Pero sí. Cuando todo es lógico, lo haces. Es fácil. Y cuando no es lógico, también lo haces, porque el ser humano no es lógico. No sé explicar cómo lo hago pero con buenos directores, lo haces”, dice mientras se ríe.

Fuente: laprensa.com.ni

A la página de categoría

Loading...