Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

14 municipios del país no tienen programas de gestión de riesgo contra desastres naturales

10 de octubre de 2017 06:00 AM
3 0
14 municipios del país no tienen programas de gestión de riesgo contra desastres naturales

Lluvias torrenciales anegaron por completo uno de los departamentos más turísticos del país. En dos días Rivas quedó sin luz, agua y con casas anegadas. La inversión que se hace en atención a la emergencia podría haber sido menor si se trabajara en prevención, señalan especialistas. Sin embargo, las municipalidades solo han destinado 3.6 millones de córdobas para prevención y gestión de riesgo, y 19.12 millones para atención a desastres.

Estos datos fueron obtenidos mediante un análisis realizado por el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp). Leonardo Labarca, investigador del Ieepp, explicó que de 74 municipios revisados del país, solo 62 tienen dentro de su planificación algún proyecto enfocado en la gestión de riesgo.

En total, 52 programas son para la atención a desastres y solo 10 para la prevención. Para Labarca, resulta extraño que del total presupuestado para la atención a desastres, los municipos ya se gastaron 16.6 millones de córdobas. “Lo extraño es que del total que se presupuestó (19 millones) hasta ahora ya se gastaron 16.6 millones, eso es el 87 por ciento. ¿En qué lo gastan, qué desastres han pasado antes de esto (inundaciones)?, Esa es la pregunta”, cuestionó el investigador.

Labarca explicó que el análisis incluyó a los tres municipios más importantes por departamento; de los 74 municipios, 14 no tenían ningún monto presupuestado para la gestión de riesgo; Esto con base a los datos reflejados en el portal de las Transferencias Municipales (Transmuni), que corresponde al Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Potosí, San Juan del Sur y Tola son los municipios de Rivas que fueron incluídos en el análisis. Todos estos fueron duramente golpeados por el temporal. En el caso de San Juan del Sur, tenía destinado 600 mil córdobas para atención a desastres, de estos ya había ejecutado 426, 647 córdobas, es decir, utilizaron estos recursos antes de vivir esta última emergencia, apuntó Labarca.

Asimismo, Tola tenía destinado 711 mil 796 córdobas bajo la descripción “atención y respuesta ante desastres naturales en el municipio”, de ese monto se había ejecutado 5, 810. Por otro lado, el municipio de Rivas no tenía ningún programa en esa materia.

Entre los municipios con presupuestos millonarios están Somoto, Jinotepe, Estelí, Diriamba, Larreynaga-Malpaisillo, León, Chinandega, Nandaime y Matagalpa.

Los municipios revisados y que no tienen presupuesto para atención y prevención de desastres son: Teustepe, Santa Lucía, San José de los Remates, San Lorenzo, Santo Domingo, Camoapa, San Pedro de Lóvago, Santo Tomás, Condega, Granada, Laguna de Perlas, Tipitapa, Managua y Rivas.

El presupuesto designado para el Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres en este 2017 es de 77.5 millones de córdobas, de los cuales 46,6 millones se distribuyen en atención de desastres (30, 983, 420), mitigación de desastres (2, 128,633 millones) y prevención de desastres (13, 314, 694) millones.

Nicaragua cuenta con un Fondo Nacional para Desastres, el cual lo mandata la Ley 337, Ley creadora del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred). En el artículo 12 se establece que el Fondo se le “asignará una partida presupuestaria dentro del Presupuesto General de la Repú blica. Esta partida podrá incrementarse con los aportes, donaciones, legados o subvenciones y contribuciones de personas, sean estas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras”.

Para el oficial de cambio climático del Centro Humboldt, Alejandro Alemán, el presupuesto destinado en materia de gestión de riesgo “ es insuficiente”.

A la vez, aclaró que la inversión en atención a desastres y prevención tienen igual nivel de importancia; sin embargo, es conocido que sino se trabaja en aras de la prevención, al momento de atender un desastre, el costo es mucho más elevado, y si sucede lo contrario, efectivamente, tiene un impacto en la reducción del monto para atender las emergencias. Respecto al uso del 87 por ciento que se han gastado las municipalidades del país bajo el concepto de atención a desastres, afirmó que se tiene que ver cuáles emergencias son las que abordaron.

Fuente: laprensa.com.ni

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0